Despachos: 1 a 3 días hábiles a la RM, 2 a 6 días hábiles a regiones. Envíos gratis a RM por compras sobre $40.000.

Uso excesivo de pantallas durante la pandemia y sus efectos

por Laura Miller en August 23, 2021

Cuarentenas, teletrabajo y clases online. Nunca antes habíamos estado tan expuestos a las pantallas. Al ser parte de nuestro trabajo y ahora de las dinámicas escolares, se nos puede olvidar la cantidad de horas que pasamos frente al computador.

 

Si bien la tecnología nos ha permitido seguir con nuestras actividades durante la pandemia, hay ciertos efectos dañinos para nuestra salud y en especial para la de nuestros hijos, que es necesario tener en cuenta para reducir dentro de lo posible, la exposición excesiva a las pantallas.

 

       

 

Permanecer frente a las pantallas por un tiempo prolongado, puede generar efectos negativos tanto físicos como emocionales. La molestia física más común es el cansancio visual digital, que se debe a que, al estar concentrados con la mirada fija durante un largo tiempo, la frecuencia del parpadeo disminuye.

 

“Normalmente, parpadeamos cerca de 15 veces por minuto, lo que puede disminuir considerablemente (hasta a 3 o 4 veces por minuto) al realizar actividades de esfuerzo visual, especialmente al estar frente a pantallas”

 

Marcela Pérez, oftalmopediatra Clínica Las Condes

 

La especialista da cuenta que al parpadear menos, la lágrima se evapora en exceso causando ojo seco. Esto puede generar ojos rojos, sensación de arenilla, picazón, visión borrosa, lagrimeo u ojos llorosos como mecanismo de defensa, tal como cuando se tiene una mugre en el ojo.

 

Para evitar estas molestias, se aconseja realizar pausas en el uso de pantallas. La Academia Americana de Oftalmología recomienda descansar cada 20 minutos durante 20 segundos mirando un objeto distante, mínimo a 6 metros de distancia.

 

A su vez, dan cuenta que se hace necesario “recordarle” a los niños parpadear, regular el brillo de las pantallas y activar el modo nocturno, evitando de todas maneras, que nuestros hijos continúen expuestos a las pantallas 2 horas antes de dormir, ya que según establecen los especialistas, se altera los patrones de sueño.

 

Por otra parte, estudios sobre el uso de pantallas en niños, ha relacionado la exposición a éstas con problemas de salud como trastornos de atención, obesidad y alteración del patrón del sueño. También se ha descubierto el efecto nocivo que tiene sobre la vista.

 

“Un efecto indirecto, pero importantísimo del excesivo uso de pantallas, es la mayor frecuencia de miopía.”

Marcela Pérez, oftalmopediatra Clínica Las Condes

 

Ante esto, la Academia Estadounidense de Pediatría recomienda que los niños menores de dos años no estén expuestos a las pantallas, exceptuando las videollamadas que hoy en día han sido muy importantes para tener contacto con los abuelos por ejemplo.

 

Para los niños entre 2 y 5 años, se recomienda un máximo de una hora diaria de exposición, procurando que ésta sea únicamente para entregarles contenido de alta calidad. Desde los 6 años en adelante, se solicita establecer límites razonables de uso, siempre enfatizando a dedicar más tiempo a otras actividades, como deportes al aire libre, juegos con otros niños o manualidades en caso de tener que quedarse en casa.

 

“Hay mucha evidencia científica respecto al daño que provoca el uso de dispositivos digitales en el desarrollo cerebral en los primeros años de vida. El cerebro a esa edad (2 a 5 años) está preparado para aprender de las experiencias concretas y reales (o 3D), capaces de experimentarse con los cinco sentidos. El mundo virtual, en cambio, le ofrece una actividad en 2D, donde su rol es muy pasivo”.

Soledad Garcés, directora ejecutiva de Fundación por la Convivencia Digital

 

Mientras sigamos viviendo en pandemia, se hace difícil evitar al máximo el uso de las pantallas, sin embargo dentro de lo posible, es fundamental incentivar otras actividades que ayuden a desarrollar habilidades emocionales y psicosociales, y que cuiden a nuestros hijos de estos efectos nocivos.


 

FUENTES:

“Guía para el uso infantil de tablets y pantallas”. La Tercera

“Cansancio Visual y pantalla en niños”. Blog Clínica Las Condes

 

VOLVER ARRIBA